Internet de las Cosas impulsa la Industria 4.0

Internet de las Cosas llega para dar forma a la cuarta revolución industrial y su meta es alcanzar la Industria 4.0. 

Pero esta vez, será el Internet de las Cosas (IOT) el protagonista de la transformación digital de las organizaciones. Una tendencia tecnológica que cambiará tanto la forma de concebir el trabajo, como de afrontar el día a día.

El Internet de las cosas (en inglés, Internet of things, abreviado IoT) es un concepto que se refiere a los dispositivos electrónicos que envían y reciben información a través de internet. Una tecnología que puede adaptarse a una infinidad de procesos industriales.

Por ejemplo, las «cosas» que están conectadas a internet pueden recopilar información de manera constante. Esto significa que las empresas que utilicen estas herramientas podrán obtener información personalizada e inmediata de sus clientes. De este modo, se podrá utilizar toda la información para ofrecer productos más adecuados, mejorar servicios, optimizar procesos y, en definitiva, para tomar mejores decisiones.

Internet de las cosas en nuestro día a día

Asimismo, la introducción de esta técnica en el mercado ha supuesto una revolución. Un par de décadas atrás, solamente podíamos estar conectados a internet con un ordenador que estuviera conectado a la red a través de una línea telefónica. En cambio, actualmente hay muchos dispositivos que usamos diariamente que están conectados constantemente a internet. 

Hay que decir, sin embargo, que internet también está presente en algunos electrodomésticos o, incluso, en algunos sistemas de regadío controlados desde el smartphone. Pero esto es solo el comienzo, se espera que en una década la mayoría de procesos industriales utilicen el Internet de las Cosas en sus procesos de producción.

No obstante, no todo son aspectos a favor. La introducción de estos avances no es del todo segura, ni tampoco compatible con cualquier sector. En otras palabras, esta tecnología tiene problemas con la compatibilidad de los protocolos y la ciberseguridad. Por ello, las empresas del sector tecnológico se encuentran en constante investigación para adelantarse a los problemas y ofrecer soluciones. 

La Telefonía IP como aliada del Internet de las Cosas

La Telefonía IP se engloba en el marco de tecnologías que forman parte del Internet de las Cosas (IoT). Por tanto, se trata de un medio más para lograr alcanzar la idea de la Industria 4.0. Y se convierte, así, en una herramienta para potenciar la transformación digital de las empresas.

En concreto, es la Voz sobre IP (VoIP) la encargada de integrar la Telefonía IP dentro de las IoT. Esta consiste en la transmisión de contenido de voz y multimedia a través de redes IP. De esta forma IoT y  VoIP se combinan para permitir a los usuarios interactuar con dispositivos o cosas tanto por teléfono como por Internet. Se consigue así el objetivo principal de la integración de redes telefónicas fijas, móviles y redes de datos  para así ampliar la conectividad de los dispositivos IoT.

En definitiva, la telefonía basada en la voz a través de estas dos tecnologías conlleva mejorar las comunicaciones de tu empresa y ahorrar desde el primer momento. Dos fines que siempre intentamos lograr desde Siptize, implicándonos, así, en la cuarta revolución industrial. Una forma más de apoyar el progreso y seguir renovándonos. 

Internet de las cosas