El 5G, ¿por qué lo necesitamos? Claves para saberlo

El 5G y por qué lo necesitamos. En anteriores ocasiones ya hablamos de cómo afectaría el 5G a la tecnología VoIP, pero, ¿por qué lo necesitamos? El aumento de numerosos servicios de streaming, que ofrecen cada vez más calidad, están saturando las actuales redes. Y aunque su aspecto inalámbrico puede dar la sensación que su capacidad es infinita, no es así. En Siptize te explicamos la importancia que conllevará la implantación de esta tecnología en nuestro país.

La solución, sin duda, es el 5G. Sus redes ofrecerán mayores tasas de transferencia, entre 1 Gbps y 5 Gbps en sus primeras versiones. Esto permitirá, por ejemplo, el lanzamiento de tarifas ilimitadas de datos, así como la conexión de multitud de aparatos como nunca ha habido en la Red, explotando así el Internet de las Cosas. Y es que por cada celda o node en un metro cuadrado se podrán conectar hasta 100 dispositivos a la vez.

La subasta del espectro del 5G ya ha comenzado con un objetivo claro: revitalizar el mercado mundial de la telefonía. Estos terminales representarán el 51% de las ventas totales de teléfonos en 2023, según Gartner. Pero en 2020 apenas supondrán un 6%, cayendo un 2,5% este mismo año, si no se introducen nuevas capacidades en los teléfonos inteligentes. 

De este modo, conforme los fabricantes de smartphones lancen nuevos terminales de quinta generación, mejorarán sistemas alternativos y compatibles, como la plataforma VOZ Manager® de Siptize. Un avance que beneficiará a tus clientes en cuanto a reducción de costes y aumento de productividad. Ventajas, que sin duda, redundarán en una rápida e inmejorable atención al cliente.

El 5G y sus mejoras

Un salto generacional que se verá reflejado en una mejora de velocidad, latencia y consumo. Así, el servicio de centralitas virtuales de Siptize ofrecerá una mayor velocidad de conexión con una latencia mucho menor. Tus clientes pasarían de una tasa de datos de 10 a 100 veces mejor que las actuales redes 4G, 4g+ o LTE. Por su parte, la latencia -tiempo que tarda en transferirse un paquete de datos en Internet- sería casi inexistente. Se pasaría de los actuales 100 milisegundos en redes 4G, o 20 milisegundos en 4G+, a 1 y 4 milisegundos en las redes 5G. Una conexión prácticamente inmediata.

Todas estas ventajas conllevarán consigo un ahorro en mantenimiento de equipos y una reducción de consumo energético de hasta un 90%, ofreciendo mayor autonomía con la misma capacidad. Y todo con una garantía de cobertura del 100%.

El 5G como motor del cambio

Si la tecnología inalámbrica revolucionó nuestras vidas, gracias a la rápida velocidad de conexión y la baja latencia del 5G veremos transformado nuestro futuro más inmediato en ámbitos como el sanitario, el industrial o el de seguridad.

Por ejemplo, en la medicina el 5G a través de la realidad virtual de alta calidad se facilitaría la investigación de enfermedades y sus causas, así como el tratamiento a pacientes de forma remota. Incluso, en casos de emergencia, un especialista podría enviar información o instrucciones a otros sanitarios.

Asimismo, en la industria las máquinas serían más rápidas y eficaces. Su conexión casi instantánea permitiría una recepción de órdenes al instante. Además, el 5G mejoraría la calidad de nuestro tiempo libre y de ocio. Tanto en la industria del cine, como en la del videojuego, espectadores y usuarios se verían involucrados en grandes experiencias de inmersión con realidad aumentada de gran calidad y precisión. Incluso la manera de disfrutar de los deportes cambiaría. La opción multicámara en competiciones y eventos se vería mejorada a través de las nuevas capacidades de cámaras y sensores.

La tecnología 5G también ayudaría a nuestra seguridad. Y es que mejorando el sistema de reconocimiento facial, la policía podría identificar fácilmente a posibles delincuentes. Asimismo, los conductores podrían modificar su forma de conducir para evitar accidentes al recibir información en tiempo real en sus propios vehículos.

 

El 5G